Nos puedes leer en estos idiomas:

jueves, 8 de diciembre de 2016

JUEGO DE MESA PARA PRACTICAR LAS TABLAS DE MULTIPLICAR

En el blog de :

Logo

Vemos este divertido juego para practicar las tablas de multiplicar. Aunque lo que más importa de la multiplicación es la comprensión del concepto, conocer las tablas de multiplicar de memoria es básico por lo práctico que es a la hora de realizar cálculos.
El recurso que te voy a mostrar va a resultar útil para repasar las tablas de forma lúdica.
Es una actividad que podéis construir fácilmente en casa y además os saldrá muy económico, dos requisitos que siempre van bien en todas los hogares y en todas las aulas. Está inspirado en el clásico juego Candy Land.
Las fotografías las tomé de una página que actualmente ya no las tiene por lo que no puedo poner los créditos.
Se trata de un tablero con las casillas en colores y donde para ir avanzando hay que ir resolviendo operaciones (en este caso nos centraremos en multiplicaciones):
Materiales:
  • Un cartón o cartulina grande para el tablero de juego.
  • Rotuladores de 6 colores diferentes (es una propuesta ya que podrían ser más o menos)
  • Pegamento.
  • 6 sobres de papel.
  • Tantas tarjetas de cartulina tabla como operaciones quieras poner.
  • Piezas de juego (en las fotos aparecen unos perritos).
  • Fichas de parchís o similar (opcional).
Cómo confeccionar el juego
Voy a explicarte el paso a paso de la fabricación de este tablero de juego no solo para usarlo con las tablas de multiplicar sino para que los alumnos puedan practicar también la suma, la resta y la división.
Paso 1Confeccionar el tablero
Dibuja un “camino” sinuoso y divide su interior en casillas. Usando 6 colores diferentes, colorea las casillas puedes repetir la misma serie: en las fotografías puedes ver la serie morado, azul, verde, amarillo, fucsia, azul oscuro o colorear a la azar pero contando que haya la misma cantidad de casillas de cada color.
Paso 2: Realizar las tarjetas
Con cartulina blanca, confecciona tarjetas de aproximadamente 3 x 5 cm. Como te he indicado, puedes hacer:
  • tarjetas con sumas.
  • tarjetas con restas.
  • tarjetas con multiplicaciones.
  • tarjetas con divisiones.
Me voy a centrar en cómo haría las tarjetas de multiplicaciones (análogamente se harían las de las otras operaciones):
  • Se escriben multiplicaciones usando los seis colores que hemos utilizado para el tablero.
  • Yo te recomiendo que cada tabla de multiplicar la escribas en un color distinto (si estás usando seis colores obviamente habrán algunas tablas que tengan el mismo color) porque de esta manera será más sencillo separar las tarjetas por tablas. Por ejemplo, si los niños se están iniciando en el aprendizaje de las tablas, quizá te interese solo usar las tarjetas de las tres primeras tablas o al revés, si esas tablas ya están muy asimiladas quizá te interese tomar las tarjetas de las tablas del 4 al 10. Tú decides en cada caso.
  • En la fotografía puedes ver que han escrito multiplicaciones y para la tabla del 4 han usado color fucsia y para la del 9 verde.

Paso 3: Confeccionar bolsillos para las tarjetas.
Vamos a hacer unos bolsillos, servirán únicamente para guardar las tarjetas.
Si tenemos sobres como estos que aparecen en las fotos, podemos doblarlos por la mitad y unir ambas mitades con pegamento o cola. Una vez hecho esto, se pega en el tablero con pegamento. Delante del sobre podemos ponerle una tarjeta con el símbolo de las operaciones que vamos a poner dentro, en este caso la x de la multiplicación.
En las fotografías puedes ver que el tablero que han confeccionado tiene 4 bolsillos, uno para cada una de las operaciones básicas: +, -, x, :.
Extra: el tablero lo puedes usar para otro tipo de tarjetas:  con decimales, con fracciones, etc. Así se convierte en un tablero de juegos de operaciones matemáticas o incluso podemos utilizarlo para cualquier otro tipo de preguntas.
Paso 3: Crear un contador de puntos
En la esquina inferior derecha puedes ver un contador para que los jugadores vayan anotando los puntos que obtienen. Este apartado es optativo ya que podrías hacerlo de cualquier otra manera. Si lo haces, cada jugador necesitará disponer de una ficha pequeña que irá avanzando según vaya ganando partidas. Es decir, si un jugador gana una partida avanzará una posición en el casillero que indica de 1 a 12. Está preparado para dos personas, por eso hay dos escaleras.
Si juegan tres o más niños yo te recomiendo que no lo hagas sino que cada vez que uno gane, se quede con una ficha y el que más fichas tenga al final del número de partidas estipuladas previamente gana.
juego-candy-land

Observación: en la fotografía superior, en la esquina superior derecha hay dos sobre más, no sé para que los usan :-(.
Cómo jugar
Se toman las cartas del bolsillo de la operación que se quiere practicar. Supongamos que tomamos el de la multiplicación. Barajan las cartas y las colocan boca abajo en un montón.
Colocan las piezas de juego en la casilla de la salida.  Se decide quién comenzará.
El primer jugador roba una carta, calcula la multiplicación que hay escrita y responde. Si el resultado es correcto, su pieza se colocará en la casilla más próxima a la salida con el mismo color que con el que está escrito la operación en la tarjeta.  Si el resultado no fuese correcto, se queda en el mismo sitio. En ambos casos, pasa el turno al segundo jugador que repite el mismo proceso: tomar una carta, calcular la multiplicación, dar la respuesta y avanzar su pieza hasta la casilla del color de la tarjeta más próxima o  quedarse en el lugar que está. Siempre se avanza a la casilla del color que se ve en la tarjeta más cercana a donde se encuentra la pieza.
Gana quien antes llegue al final.
Para que el juego sea autocorrectivo, podemos tener al lado las tablas de multiplicar para poder comprobar el resultado. También podrían usar una calculadora.
¿Qué te ha parecido?
¿Te animas a fabricar tu tablero?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...